¿Qué pasa con la deuda de la tarjeta de crédito si el titular fallece?, ¿Se hereda?, ¿Pueden sus herederos reclamar la nulidad del contrato y anular de deuda?.

La pérdida de un ser querido supone un duro golpe emocional. En ese momento no existen palabras que puedan reconfortar ese dolor y lo último que desean sus familiares en este duelo es recibir las llamadas de cobradores de deudas de su ser querido. Porque sí, las deudas se heredan. Según el artículo 659 del Código Civil. “La herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, que no se extingan por su muerte”.


Recibir una herencia no solo es sinónimo de heredar los bienes y derechos de la persona fallecida, sino que también tendremos que hacernos cargo de sus obligaciones y deudas. Por tanto, si la herencia es aceptada, la carga de pagar las posibles deudas es asumida.


Además hay que añadir que algunas deudas siguen generando intereses (en muchos casos desorbitados) lo que puede suponer rápidamente el sobreendeudamiento de los herederos.


Es el caso de “Juana” (nombre figurado), que tras quedarse viuda tuvo que hacerse cargo de la deuda que le había dejado su marido al tener contratado una tarjeta de crédito con Citibank (hoy Wizink Bank). La entidad financiera le reclamaba una deuda de cerca de 3.000€.


Tras acudir Juana a nuestro despacho y estudiar su caso, se interpuso reclamación a la entidad financiera Wizink Bank para reclamar la nulidad del contrato por falta de transparencia e intereses usurarios.
Uno de los motivos de oposición de la entidad demandada era la falta de legitimación activa de la viuda del fallecido, sin embargo la jurisprudencia habilita para el ejercicio de la acción no solo a los contratantes sino también a los terceros siempre que tengan un interés legítimo en el contrato o puedan verse perjudicados por el mismo. Es así como se refleja en la reciente sentencia del Juzgado de Primera Instancia Nº 7 de Jaén de fecha 28 de octubre de 2019: “Respecto al litisconsorcio activo necesario alegado de contrario, no existe base legal en nuestro derecho que lo sustente, pues nadie está obligado a acudir a los tribunales para el ejercicio de una acción. Cuestión distinta sería la distribución de una posible cantidad dineraria entre los distintos herederos de estimarse la acción, que no es objeto del presente procedimiento.”
Es decir, cualquiera de los herederos puede interponer la reclamación para solicitar la nulidad del contrato.

Dicha sentencia DECLARA NULO el contrato de tarjeta suscrito con Citibank por intereses usurarios y falta de transparencia y condena a la entidad a devolver el exceso cobrado, por lo que en este caso, desaparecerá la deuda del fallecido y se les devolverá a los herederos los intereses cobrados de más.


FALLO:
Acuerdo ESTIMAR INTEGRAMENTE la demanda interpuesta por Doña “Juana” contra WIZINK BANK, S.A, y en consecuencia:


Declaro la nulidad de pleno derecho del contrato de tarjeta de crédito “VISA CITI ORO” concertado entre (nombre del titular fallecido) y Wizink Bank, que deberá restituir las cantidades que excedan del capital prestado con los intereses legales desde la fecha de cada cobro.
Condeno a Wizink Bank, S.A al pago de las costas procesales.