Contraté un swap que me está “ahogando, ¿puedo hacer algo?

Durante el año 2008, el euribor alcanzó los 5,384 puntos porcentuales. Por aquellas fechas, muchas entidades financieras comenzaron un “apabullante” proceso de comercialización de swaps (permutas financieras de intercambio de tipos de interés) con sus propios clientes.

Alguna entidad financiera ofrecía a sus clientes este tipo de producto financiero como un “seguro” que protegería al cliente del coste de financiación frente a posibles subidas de los tipos de interés. “Casualmente”, a finales del año 2008 comenzó a caer “en picado” el tipo de interés de referencia hipotecario, convirtiéndose los productos financieros contratados por las empresas en una carga más que se sumaría al cúmulo de dificultades empresariales derivadas del estadio de crisis en el que nos encontramos. Ciertamente, lo que el banco les había vendido como “un seguro” se había convertido “sin comerlo ni beberlo” en un nuevo “préstamo” al que hacer frente. –